miércoles, 19 de mayo de 2010

Profesores Aprenden a Enseñar con Videojuegos


Guiar a los docentes para que descubran, a partir de su propia experiencia, las habilidades que pueden desarrollarse a través de los juegos de estrategia, y luego conectarlas con algún aprendizaje esperado del currículum educativo, son los desafíos del curso Videojuegos y Educación impartido por Enlaces, en alianza con el Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas (CPEIP) del Ministerio de Educación.
Los juegos de estrategia son aquellos en que los jugadores pueden representar el papel de un empresario, un jefe de estado, un general, o cualquier otro personaje, en los que tendrán que desarrollar una serie de estrategias, gestionando los recursos de los que se dispone, para ganar una batalla, conseguir dinero o puntos, o una determinada posición, y así lograr el objetivo final.
Los juegos de estrategia son aquellos en que los jugadores pueden representar el papel de un empresario, un jefe de estado, un general, o cualquier otro personaje, en los que tendrán que desarrollar una serie de estrategias, gestionando los recursos de los que se dispone, para ganar una batalla, conseguir dinero o puntos, o una determinada posición, y así lograr el objetivo final.
Mediante la utilización de juegos de estrategia, los docentes pueden ayudar a sus alumnos a desarrollar habilidades de orden superior tales como trabajo en equipo, resolución de problemas, investigación y análisis.
José Miguel Garrido, del Centro Costadigital (PUCV), entidad que diseñó el curso, señala que “no se trata de basar toda la clase en un videojuego, sino de utilizarlos como un complemento a otras estrategias de enseñanza diseñadas por el docente para abordar determinados contenidos”.
“Por ejemplo, en una clase de matemáticas puedo usar el juego ‘Empire Earth’ -que consiste en construir sociedades- para explicar las proporciones. Para lograrlo, exijo al estudiante reflexionar sobre cómo se debe mantener una proporción entre población y recursos naturales, aspecto que lo lleva a contextualizar los contenidos trabajados en la clase. También puedo trabajar lenguaje y comprensión lectora a través de las instrucciones y de los diálogos que ocurren en el juego, o explicar el feudalismo, mediante un juego ambientado en la época medieval”, agrega Garrido.
La profesora de artes visuales del colegio San Guillermo de Puente Alto, Margarita Arancibia (62), realizó el curso el año pasado. Cuenta que fue un gran desafío porque no conocía videojuegos de estrategia, pero su nieto la apoyó mucho explicándole cómo se participa estos mundos virtuales. Cuando terminó el curso pudo aplicarlo con sus estudiantes, las clases se volvieron más interactivas y le sirvió para introducirlos en la construcción de maquetas a través de los castillos y fuertes que están integrados en algunos juegos.
“La metodología de trabajo de este módulo especializado de nuestro plan de formación, consiste en que el profesor antes que todo transparente los pre-juicios que tiene respecto a los videojuegos, para posteriormente jugar y descubrir las oportunidades de su inserción a procesos de enseñanza y aprendizaje aplicados al currículo en el cual se desea insertar”, explica la jefa del Área de Formación Docente de Enlaces del Ministerio de Educación.
El curso “Videojuegos y Educación” se imparte en la modalidad e-learning y termina con un proceso de reflexión en donde el profesor explicita las percepciones, sensaciones y oportunidades de aplicación de lo aprendido.

0 comentarios:

  • Publicar un comentario